Amenazan de muerte a un youtuber…!

Ciudad de México (Rasacandela.com/Redacción).- Nadie creía en el youtuber Markitos Toys quien logró hacer lo que parecía imposible, a menos de tres años como influencer ya llegó solo en esa red social a más de 2.5 millones de seguidores y más de 300 millones de reproducciones.

Foto: Instagram.

El joven originario de Culiacán, Sinaloa, recientemente informó que recibió amenazas de muerte.

Foto: Twitter.

Querido por muchos, odiado por otros, una frase característica de quienes son figura pública. Pero, ¿realmente ser conocido te hace merecedor de amenazas contra ti o tu familia? Una pregunta que no muchos se hacen, más profunda de lo que parece.

Fue mediante una historia en sus redes sociales que el líder de los Toys dio a conocer que han realizado llamadas al Ranch Roll, sushi que pertenece a un miembro de su familia y que sale con frecuencia en los videos que hace junto a Chiquete, EL Gordo Arce, Jaimico, Pityn, El Chino y otros personajes.

Llaman y dicen que me van a matar con todo y mis viejas», explicó Markitos Toys.

El querido youtuber reveló que sí le incomodan y dan miedo esas amenazas, y aunque no lo dijo, probablemente es por el contexto de violencia que vive Sinaloa y todo México desde hace décadas.

Aun así, externó que se encuentra abierto a charlar con quien sea necesario. «Si tengo algún problema con alguien, la gente ahorita no está batallando para dar a donde vivo. Ya saben donde vivo. Aquí platico con quien quiera».

Markitos cerró el video con un deseo de bendiciones para quienes lo siguen, y con su ya incónica frase «estamos a la orden para todos».

No es la primera vez que el culiacanense recibe ataques directos, pues antes ha informado amenazas, así como vandalismo contra sus automóviles. Incluso en uno de sus videos confirmó que ya sabía quiénes fueron. El tema no fue tocado más en las grabaciones.

El tema ha tomado relevancia, ya que además de por sus videos, el joven se ha caracterizado por ayudar a personas con necesidad, no solo mediante la entrega de dinero en efectivo, sino con comida, abanicos y otros indumentos.

Con información de Debate.